La corredora sudafricana se inscribió para correr en los 3000 metros llanos de la Liga Diamante, prueba en la que no necesita reducir su nivel de testosterona.

Caster Semenya se inscribió para competir en los 3 mil metros planos de la etapa de la Liga Diamante en Eugene, Oregon, el próximo 30 de junio. Con esto evitar la nueva reglamentación vigente desde el 8 de mayo sobre el nivel de testosterona en atletas femeninas pero en esa distancia no se controlará.

Semenya, doble campeona olímpica en los 800 metros planos, fue el centro de atención de una controversia con la Federación Internacional de Asociaciones Atléticas hacia las atletas hiperandróginas.

La resolución de la IAAF, validada por el Tribunal de Arbitraje Deportivo, obliga a Semenya a medicarse para reducir su nivel natural de testosterona para competencias entre los 400 metros y la milla (mil 609 metros) de distancia, que para términos de competencias internacionales incluye 400, 800 y mil 500 metros planos.

La sudafricana no competirá en las paradas de la Liga Diamante del 30 de mayo en Estocolmo y el 6 de junio en Roma.

De igual manera, la burundesa Francine Niyonsaba y la keniana Margaret Wambui, quienes al igual de Semenya tienen diferencia en el desarrollo sexual reconocieron que no participarán en Estocolmo y Roma.