Teatro

Llega la segunda Temporada de “Cartas a mi hijo Federico” el domingo 4 de noviembre a las 18 h en el Teatro El Crisol

Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Es agosto, es 1936, la guerra civil española ha comenzado. Federico García Lorca es llevado al Gobierno Civil. Después de dos o tres días, ya no está allí.
Durante ese período de incertidumbre, su madre, Vicenta Lorca, espera y busca su presencia entre sus cosas amadas…en el cuarto de su hijo encuentra una caja donde Federico guardaba sus cartas sin que ella lo supiera…y para abrazarlo…
y para abrazarse…y para volver el tiempo atrás mientras aguarda su regreso…Vicenta se entrega al mundo que crearon juntos…

Luego de 20 años trabajando con la obra de Federico García Lorca, de haber interpertado sus textos y poemas en los colectivos de la ciudad de Buenos aires durante diez años y de haber creado “Federico tuvo un sueño”, espectáculo de trayectoria nacional e internacional, aplaudido por el público y la crítica: después de haberse puesto en la piel de Alfonsina Storni y Gabriela Mistral: María Marta Guitart vuelve a tomar la figura y la historia del gran dramaturgo español, esta vez, para darle voz a su madre Vicenta Lorca, que dejó en sus cartas una mirada íntima del mundo de Federico García Lorca.

Dijo la prensa
“…Un espectáculo de gran sensibilidad en el que la intervención de la música en escena y el trabajo actoral, por momentos coreográfico, de María Marta Guitart generan un clima envolvente y poéticos con pasajes realmente conmovedores…”

Alberto Catena (Revista Cabal)
“…Una pieza teatral impecable que honra al teatro independiente. Es imprescindible que no se la pierdan…”

Sandra Paul (Teatro y otras Yerbas)
“…Cartas a mi hijo Federico es una nueva forma de ver la pasión del gran Federico García Lorca, pero en este caso a través de la sensiblidad única de una madre, magníficamente compuesta por esta gran actriz que es María Marta Guitart”

Daniel Gaguine (Revista Baco Club)
“La potencia actoral de Guitart borra los límites entre realidad y ficción, entre el presente del relato -1936 y la guerra civil española- y nuestro presente, imposible no emocionarte ante tal intensidad dramática. La música en escena es el partener perfecto, aliado incondicional ante el dolor de esta madre que habita el espacio escénico a partir de la textualidad dramática y corporal sumamente poética. Así cada movimiento es una narrativa casi coreográfica que avanza y nos sensibiliza más allá de nuestro cómodo lugar. ”

Azucena Joffe y María de los Ángeles Sanz (Lunateatral2)
“…Lo que caracteriza a esta obra, más allá de su texto preciso, rico y evocador, es la actuación de María Marta que pone su voz, sus gestos, su cuerpo y su sentir para interpretar el dolor materno ante la desaparición de un hijo. Es destacable, además, la gama de sentimientos que va traduciendo la actriz: alegría, tristeza, desolación, añoranza, desconsuelo, lo que se acompaña por una excelente iluminación que ofrece el tono justo, la atmósfera adecuada. También acompaña en escena la música de Natalia Suracchi que se presenta como un eco doliente que refleja, a través de las melodías, el sentir de Vicenta. ”

Adriana Santa Cruz (El Leedor)
“…Lo que logra en “Cartas a mi hijo Fedérico” es de una belleza y de una verdad que nos alucina, es poesía escénica, el cruce entre el placer de ver y oír, un encuentro entre la palabra, la imagen y el vibrante sonido de la música. Una artística combinación de trabajo y creatividad, de compromiso y de entrega, de mucha elegancia en la narración y de extrema sensibilidad en la interpretación, para lograr reconstruir el universo íntimo de esa madre a la que le han arrancado al hijo amado…”

Roberto Famá Hernández (Anoticiarte)
“La emoción no da tregua, se adueña de cada uno de los espectadores por esa mujer vestida de negro que echa sus palabras al aire y que son pura poesía. La música del cello, ejecutado por Natalia Surachi, acentúa la belleza de las imágenes que se suceden en el recorrido de la lectura. La escenografía y las luces son sencillas y contundentes. Un espectáculo para no dejar de ver.”

Ea Candendo (Desemenuzarte Mejor)
Sobre la propuesta:
“Cartas a mi hijo Federico” es el encuentro de Vicenta Lorca Romero y su hijo Federico García Lorca en un tiempo sin tiempo, el tiempo del teatro, la música y la poesía…

Un nacimiento entre la voz de la madre y la voz del hijo, a través de las cartas que Vicenta le enviaba durante sus viajes, y los poemas y textos que el poeta escribiera en los distintos momentos de su vida.

Un juego entre el presente y el pasado…como si se pudiera torcer el destino…

Vicenta Lorca nunca había imaginado que volvería a leer las cartas que ella misma escribiera, nunca…

¿qué se puede encontrar en unas letras escritas hace tiempo?
¿será posible hallar en ellas el reflejo de unos ojos que leyeron o el latido de un corazón que sintió?

Vicenta encuentra en las cartas su propio amor de madre, el aliento que le infundía a su hijo en cada viaje, miles de abrazos y de besos para él… y en los versos del hombre que conoce tanto, una fuerza para decirse en un presente extraño, cargado de esperanza, de duda y de temor…

Estreno: Domingo 4 de Noviembre 18 h
Teatro el Crisol (Malabia 611, Villa Crespo)
Valor de las localidades 230/180 (jubilados y estudiantes)
Reservas al 4854-3003 o por Alternativa Teatral
Web: www.teatroencamino.wix.com/teatro

Ficha técnico- artística
Dramaturgia, actuación y dirección: María Marta Guitart
Asistencia de dirección: Melina Forte
Música en escena: Natalia Macera
Composición de música original: Mailen Ubiedo Myskow
Diseño de movimiento: Melina Forte
Fotografía: Silvina Di Caudo/Marijó Pérez
Diseño Gráfico: Fernanda Acevedo
Diseño Lumínico: Diego Todorovich
Vestuario y escenografía: Teatro en camino
Producción Ejecutiva: Pato Rébora