La joven nadadora, que ganó la medalla plateada en los 800 m hace días, volvió a quedar segunda sumando otra medalla en los 400 metros libres

Ciudad Autóma de Buenos Aires
Delfina Pignatiello, una de las grandes estrellas de la delegación nacional, asombro al mundo con su destreza en el agua en los 800 metros al quedar segunda. Y a su vez, tal vez sin querer, su rostro se viralizo en las redes tras dedicarle ese podio a su abuela recientemente fallecida.
Sigue en una excelente racha en los Juegos Olímpicos de la Juventud

Lejos de bajar los brazos, la deportista de 18 años volvió a quedar segunda (4:10.40) en la prueba de los 400 metros libres femeninos, por debajo de Ajna Kesely (4:07.14), que también volvió a ganar en los 400 metros.