Jeanne Daprano

Un estudio reciente mostró que los hábitos saludables como el ejercicio, que ayudan a prevenir las enfermedades del corazón, pueden agregar hasta una década de vida, si no más.

Estados Unidos
Jeanne Daprano quiere que el mundo sepa algo: no dejará nada por hacer. Sin lamentarse, sin miedo. A los 81 años de edad, ella sigue empujando su cuerpo al límite. Aún compite en carreras, rompiendo récords mundiales y asumiendo nuevos desafíos.

¿Por qué? Mejor dicho… ¿por qué no?
“Lo que estoy aprendiendo sobre el envejecimiento es que es inevitable”, dijo Daprano. “No voy a escaparme de la edad. Hay dos maneras de asumirlo: puedes presionar o puedes darte por vencido. ¿Quiero volver a tener 50, 40 años? No. Porque creo que lo mejor está por venir”.

Daprano creció en Iowa. Luego se mudó a California. Como maestra de escuela primaria, comenzó a correr para seguirle el ritmo a sus alumnos.

“Era conocida como la maestra corredora”, dijo. “Hacía que mis estudiantes se ejercitaran antes de estudiar por la mañana y luego en el día”. Tal vez allí comenzó su pasión, pero la vida de Daprano como corredora arrancó de una manera que nunca hubiera podido predecir. Ella comenzó a correr competitivamente en carreras de 5K y 10K antes de pasarse a la pista. Ahora tiene el récord mundial en la categoría de una milla para mujeres de 70 años de edad y el de 400 metros y 800 metros para mujeres de 75 años de edad.

“Estoy aquí en este grupo de edad, de 80 a 84 años, en el que compito a nivel mundial, hay pocas mujeres atletas”, dijo Daprano. “La sensación de estar en forma a cualquier edad es un verdadero regalo, una bendición”.

Se ha demostrado que mantenerse en forma a cualquier edad beneficia la longevidad. Un estudio reciente mostró que los hábitos saludables como el ejercicio, que ayudan a prevenir las enfermedades del corazón, pueden agregar hasta una década de vida, si no más.

Lyle Ungar, un investigador en el Departamento de Computación e Informática de la Universidad de Pennsylvania, estudia los datos detrás de la esperanza de vida. El ejercicio es uno de los factores que más afecta la longevidad, y resulta ser uno de los factores sobre los que tenemos más control.

“Los primeros 20 minutos [de ejercicio] al día probablemente te compren dos años [extra] de expectativa de vida”, dijo Ungar. “Claramente, un beneficio. Los segundos 20 minutos diarios probablemente te compren un año más”.

Cuando se trata de la longevidad, no solo se trata de la cantidad de años, sino de la calidad de esos años. El ejercicio también ayuda con eso.

“Lo que realmente me gusta del ejercicio no es solo que vives más tiempo”, dijo Ungar, “sino que mueres más rápido, en el sentido de que una vez que finalmente empiezas a desmoronarte, lo haces deprisa. El ejercicio es bueno de esa manera”.

Daprano está de acuerdo. “Cuando llegue a la recta final, aquí en la Tierra, quiero que este cuerpo esté desgastado, que no quede nada en él. No estoy haciendo esto para vivir hasta los cien años. Estoy haciéndolo para ser la mejor versión de mí misma. Punto”.

Después de mudarse a Atlanta hace una década, Daprano conoció al entrenador físico David Buer. Desde entonces va a su gimnasio, donde él adapta los entrenamientos para las necesidades específicas de Daprano.

“Cuando vino a mí, Jeanne estaba rayando los 70 años”, cuenta Buer. “He trabajado con otras personas de la edad de Jeanne, pero ella vino a mí con diferentes objetivos. Tenía un empuje y una pasión únicos, no solo una pasión por el fitness o el atletismo, sino por la vida en general. Es inspiradora. Es estimulante. Es contagiosa”.

Y aún no termina. En febrero, Daprano asumió un nuevo desafío: su primera competencia de remo indoor. Rompió el récord mundial en el grupo de 80 a 84 años, remando 2,000 metros en 9:23.7.

Para quienes deseen comenzar a ejercitarse o mantenerse en forma por mucho tiempo, ella ofrece este consejo:

“Escucha a tu cuerpo. ¿Qué te apasiona? ¿Cómo te mantendrás en buena forma física y mental? Comienza donde estás. No mires hacia adelante ni te compares con otra persona. Yo lo sigo haciendo, y probablemente tenga una mayor pasión ahora que nunca, porque estoy entendiendo quién soy”.