Semenya acude al TAS para oponerse a nuevas normas

Caster Semenya, la bicampeona olímpica de los 800 metros, se presentará ante el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS) para oponerse a las normas “injustas” que ponen trabas a ciertas atletas.

La Federación Internacional de Atletismo (IAAF) estableció un nuevo y polémico reglamento en abril que excluye a algunas competidoras con niveles elevados de testosterona de carreras de medio fondo.

Semenya, tres veces campeona del mundo, es la atleta de mayor renombre que se prevé resulte afectada por las reglas que dividen la opinión médica. El caso de la corredora de 27 años está programado para el lunes, de acuerdo con reportes de medios.

La firma de abogados que representa a la sudafricana, Norton Rose Fulbright, que tiene oficinas en Londres, señaló el lunes a través de un comunicado que Semenya “presentaría la disputa legal para garantizar, salvaguardar y proteger los derechos de todas las mujeres con base en que el reglamento es irracional, injustificable y viola la Constitución de la IAAF (con sede en Mónaco), la Carta Olímpica, las leyes de Mónaco, las leyes de jurisdicción que deben respetar los competidores internacionales, y de derechos humanos universalmente reconocidos.

“Caster Semenya sostiene que las reglas son inaceptables por numerosas razones, incluyendo que obliga a mujeres sin afecciones previas de salud a someterse a intervenciones médicas para reducir sus niveles de testosterona”, detalló el documento.

La IAAF argumenta que las mujeres con niveles inusualmente altos tienen una ventaja competitiva sobre sus rivales e intenta, a partir del 1 de noviembre, limitar todos los eventos internacionales de 400 metros a la milla a aquellas atletas con testosterona inferior a un nivel específico.

Las deportistas con testosterona elevada deberán reducir su nivel por “seis meses (por ejemplo, por medio de anticonceptivos hormonales)” a fin de ser elegibles para competir, y mantener ese nivel bajo.

Semenya ahora afronta el dilema de ingerir medicamentos a diario o empezar a correr en los 5.000 metros. Sin las normas, la sudafricana de 27 años podría acudir al Mundial del año próximo en Doha, Catar, para defender su título en los 800 metros. La sudafricana también se colgó el bronce en los 1.500 metros en el Mundial de Atletismo de Londres en 2017.

En 2011, la IAAF puso en vigencia una norma que obligaba a las atletas con hiperandrogenismo a reducir artificialmente sus niveles de testosterona para poder competir. Dos años antes, Semenya cronometró 1 minuto y 55 segundos para ganar su primer título mundial en Berlín. Aunque las normas previas se aplicaron, sus mejores tiempos de temporada oscilaron en los 1:59 o menos.