Casi mata a una corredora, en las narices de la Policía

La impaciencia y la desconsideración aumentan la peligrosidad de un demente al volante.

Jujuy
Sucedió el domingo mientras se disputaba el Maratón El Tribuno categoría 10 k, la ultima carrera competitiva del día.  En la rotonda del Puente San Martín, del lado de Chijra, un impaciente no pudo esperar que los corredores de la maratón terminen de pasar y arroyó con su vehículo a una de las deportistas que competía.

Es una actitud muy fea la que toman algunos automovilistas que sufren de los efectos de la llamada “furia del volante”.  No tienen paciencia, no respetan las normas y se creen con derecho a todo, incluso a insultar a los demás.

Esta rotonda suele ser escenario de encendidas peleas entre automovilístas que no respetan la normativa en cuanto al orden y turnos de entrada y salida de una rotonda. “Estamos en Jujuy”, me contestó un día una automovilista que casi ocasiona un accidente en cadena al ingresar a toda velocidad desde el Puente San Martín a la rotonda con dirección a La Viña.

En Jujuy, y en la conchinchina, tienen prioridad de paso quienes salen de una rottonda, no quienes ingresan a ella. En esta oportunidad, la impaciencia, la desconsideración, y la falta de apego a las normas casi provoca una tragedia.

La deportista tuvo que ser trasladada de urgencia. El impaciente, luego de unos trámites de rigor y una leve reprimenda, pudo irse libremente. Debió quedar detenido por su temeridad. Pero se fue como si nada hubiera pasado.

Cabe destacar que algo falló en el operativo de seguridad que no pudo evitar este incidente, a escasos metros de una comisaría que debió haber dispuesto gran parte de su personal a colaborar con la dirección del tránsito.

Según se viralizó en las redes sociales, la patente del peligroso conductor al volante de la Ecosport roja que atropelló a la corredora es PCH 336.