La importancia del sueño en el deporte

El sueño es un taller de reparación física y psíquica. Mientras dormimos reparamos físicamente todo lo que hemos gastado durante el día, memorizamos y también ponemos en orden todo lo que hemos aprendido durante el día.

El dormir bien es la actividad más importante que debe realizar un atleta para conseguir su máximo rendimiento, tanto en el aspecto físico como psíquico.

Hasta ahora se despreciaba o simplemente se desconocía la importancia del sueño en el rendimiento deportivo. Existen muy pocos estudios científicos sobre este tema y abundan las opiniones o sensaciones sin ningún fundamento serio. Es un campo dado al libre albedrío en temas de opinión y es fácil escuchar opiniones contraproducentes, o peor todavía, verlas publicadas a la ligera en portales deportivos.

Estos son los beneficios que tiene el dormir bien en el rendimiento de los deportistas:

Prevención de lesiones: La falta de sueño o el sueño poco reparador aumenta el riesgo de que se produzcan lesiones, ya que el atleta pierde agilidad y coordinación.

Procesamiento de la técnica: Después del periodo de práctica continuada, la adquisición de la técnica se solidifica, sobre todo durante la segunda parte de la noche.

Recuperación: Como resultado del ejercicio de alta duración, en los días posteriores a este, el tiempo total de sueño aumenta. Aunque los deportistas recortan horas de sueño para entrenar, el cuerpo sí valora el sueño y lo optimiza.

Fortalecimiento del sistema inmunitario: Aumenta la resistencia a las enfermedades que puedan mermar la capacidad deportiva: resfriados, control del estrés…