Nadezhda Sergeeva, atleta de bobsleigh, tomó un medicamento para el corazón prohibido por la Agencia Mundial Antidopaje

Nadezhda Sergeeva, atleta de bobsleigh, participó en una campaña anti-doping y dio positivo en los Juegos Olímpicos de Pyeongchang 2018

No deja de ser curioso el caso de Nadezha Sergeeva. La atleta rusa, practicante de bobsleigh, se ha convertido en el segundo positivo en dopaje del país soviético en los Juegos Olímpicos de invierno 2018, por detrás de Aleksandr Krushelnitchkii de la disciplina de curling. El análisis de Sergueieva reveló que tomó trimetazidina, un medicamento para el corazón prohibido por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA).

¿Y qué resulta curioso? Que Nadezhda Sergeeva protagonizó una campaña ‘anti-doping’ para las Olimpiadas de Pyeongchang. La deportista lució una sudadera en la que rezaba un mensaje de “Yo no me dopo”. Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) ha anulado sus resultados.

Sergeeva niega haber consumido la sustancia, pero ha aceptado la suspensión provisional y se reserva el derecho a “buscar la eliminación o reducción” del periodo de inhabilitación. El presidente de la Federación Rusa de Bobsleigh, Alexander Zubkov, informó que están trabajando en su defensa.